¿Qué son las cookies del navegador de Internet?

Lo más probable es que ya haya notado que los navegadores de Internet y varios sitios web mencionan constantemente el término «cookies» de una forma u otra. Aún así, aunque es algo muy importante para navegar por la red, pocas personas saben lo que realmente es.

A lo largo de esta publicación, exploraremos qué son las cookies del navegador de Internet.

¿Qué son exactamente las cookies en el ámbito de la informática?

En resumen, podemos decir que las cookies son pequeños archivos informáticos que los sitios web envían al navegador del usuario de Internet. Entre todas sus funciones, la principal es la de servir como una especie de “memoria de internet”.

Las cookies pueden, por ejemplo, almacenar artículos en el carrito de compras de una tienda en línea en particular para que no tenga que volver a hacer esto cuando navegue por el mismo sitio web más adelante.

Además, ¿alguna vez ha notado que cuando ingresa a un sitio web más de una vez, algunos de sus datos de inicio de sesión y contraseña ya están almacenados allí? Pues bien, esta información también se almacena gracias a las cookies, ya que una de sus misiones es evitar que tengas que rellenar estos datos cada vez que accedes a la web.

¿Cómo surgieron las cookies y por qué tienen ese nombre?

Las cookies surgieron a mediados de 1994, cuando el programador Lou Montulli (el mismo genio al que se le ocurrió la idea de poner GIF animados en la Web) desarrolló estos fragmentos de datos.

Sin embargo, no fue la primera persona en usar la palabra “cookie”, que ha sido parte de la jerga tecnológica durante años. En ese momento, los programadores ya llamaban a los paquetes especiales de datos “cookies mágicas”, probablemente en alusión a las “galletas de la fortuna”, ya que los datos también contenían mensajes.

Además, muchas personas creen que el nombre se origina en la historia de Hansel y Gretel, quienes pudieron marcar su camino a través de un bosque oscuro dejando caer migas de galleta detrás de ellos.

A su vez, también existe la tesis de que galleta es un argot que se usa para describir a “una persona de cierto tipo”, es decir, una figura o estereotipo. En cierto modo, esta es exactamente la función de las cookies de Internet: configurar un perfil de usuario específico.

una última palabra

Independientemente del origen del nombre, lo cierto es que las cookies llegaron para ofrecer una mayor comodidad en la navegación, pero aun así hay que tener cierto cuidado con ellas.

Primero, es importante recordar que otra persona que use la computadora después de usted puede tener acceso a sus datos de inicio de sesión, por lo que se recomienda deshabilitarlos o usar el modo de incógnito del navegador si está usando una computadora compartida.

Además, es importante tener en cuenta que las cookies pueden acumularse en masa con el tiempo, lo que puede dificultar la navegación en dispositivos más lentos. En este caso, limpiarlo y otros archivos temporales puede ser útil y promover una operación más eficiente para el usuario.