¿Cuál es la diferencia entre mar y océano?

Océano y mar son dos palabras que a menudo se usan indistintamente para representar lo mismo: una enorme masa continua de agua salada en la superficie de la Tierra. Sin embargo, técnicamente hablando, existe una cierta diferencia entre los significados reales de estos dos términos.

En este artículo, veremos qué representa realmente cada uno de estos términos.

Definición de lo que es un océano

En resumen, podemos decir que un océano es una gran extensión de agua salada que cubre las depresiones de la superficie de la corteza terrestre en nuestro planeta. Los océanos suelen estar delimitados por continentes, pero también pueden estar delimitados por el ecuador y otras líneas imaginarias.

Los siete océanos principales de la Tierra son; Ártico, Atlántico Norte, Atlántico Sur, Pacífico Norte, Pacífico Sur, Índico y Antártico. Estos siete océanos principales conforman el llamado “océano global”, que es el sistema interconectado de las aguas oceánicas de la Tierra.

Conceptualizando lo que es un mar

Por otro lado, un mar es una masa de agua salada que está rodeada de tierra en todos o en la mayoría de sus lados, sin dejar de ser parte de uno de los océanos. Por ejemplo, el Mar Caspio y el Mar Muerto son grandes concentraciones de agua salada que están rodeadas de tierra y no tienen salida natural. El Mar Mediterráneo, por otro lado, está directamente conectado con el Océano Atlántico.

Los principales mares incluyen el Mediterráneo, el Báltico, el Negro, el Caribe, el Coral, el Norte y el Rojo. Los mares más grandes son el Mar de China Meridional, el Mar Caribe y el Mar Mediterráneo.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre los dos?

Primero, puede ver fácilmente que la principal diferencia entre los dos está en términos de longitud y profundidad. Ambos son grandes masas de agua salada, pero los océanos son más anchos que los mares y mucho más profundos.

En la práctica, los mares son cuerpos de agua de menor extensión en comparación con los océanos. De hecho, los mares son en realidad una parte del océano, ocupando un área reducida, no tan profunda y rodeada de tierra. Además, las características de salinidad, temperatura y color difieren de las de los océanos.