¿Cómo surgen las tormentas de arena?

A lo largo de tu vida, es probable que hayas experimentado algún tipo de tormenta. Sin embargo, ¿alguna vez has visto una tormenta de arena? Como fenómeno meteorológico, las tormentas de arena son comunes en las regiones áridas y semiáridas del mundo.

De hecho, las tierras arenosas alrededor de la Península Arábiga y en el norte de África, así como las regiones áridas de Irán, Pakistán e India, son las más susceptibles a tormentas de este tipo. Pero después de todo, ¿qué causa las tormentas de arena?

Las causas de las tormentas de arena

Según el Blog com Ciência, las tormentas de arena son provocadas por fuertes vientos que entran en contacto con el suelo seco y encuentran restos de fuego, polvo y vegetación en regiones donde hace mucho tiempo que no llueve.

En la práctica, cuando un viento fuerte actúa sobre suelo seco, polvoriento o arenoso, las partículas más grandes de polvo o arena vibran y se mueven sobre el suelo repetidamente. En consecuencia, este proceso termina rompiendo estas partículas de arena o polvo en partículas aún más pequeñas.

Al final, todas estas partículas acaban haciéndose lo suficientemente pequeñas como para permanecer en suspensión y, por tanto, tienden a viajar con el viento a lugares lejanos.

Las características de las formaciones de tormentas de arena.

En tierras áridas como los desiertos, las tormentas de arena se deben principalmente a marejadas ciclónicas oa la creación de fuertes gradientes de presión que dan lugar a vientos de alta velocidad que fluyen sobre una gran área. Generalmente, el peso de las partículas suspendidas y el nivel de estabilidad atmosférica determinan la extensión vertical del polvo que se levanta.

Curiosamente, los astrónomos ya han podido observar la aparición de tormentas de polvo incluso en Marte, donde las tormentas de arena tienen un alcance mucho más amplio que en la Tierra, por lo que a menudo rodean todo el planeta.

En Marte, la velocidad del viento puede alcanzar más de 90 km/h, pero los vientos marcianos no pueden alcanzar la velocidad de los vientos huracanados de la Tierra debido a la presión atmosférica, que a su vez es mucho menor en el planeta rojo.

una última palabra

Vale la pena señalar que algunas prácticas agrícolas también pueden desencadenar tormentas de arena en un área determinada. La agricultura de secano, por ejemplo, es una de las técnicas agrícolas que puede exponer al aire grandes cantidades de polvo y arena, ya que pretende lograr eficiencia en tierras áridas que no necesitan riego constante. ¡En algunos casos, las partículas pueden elevarse hasta aproximadamente 6.000 metros sobre el suelo!

Si se encuentra en un lugar donde ocurre una tormenta de arena, sepa que la recomendación principal es buscar protección y permanecer en el interior. Si necesita salir, trate siempre de protegerse la nariz, los oídos, la boca y los ojos para evitar daños a su salud.