1. Turismo

11 lecciones que aprendes de viajar por el mundo

Cuanto mas viaje, mas aprende, existen experiencias que es mejor vivirlas de primera mano. Si bien las lecciones, experiencias y relaciones que obtendra son infinitas y muy diferentes para cada viajero, hay otras que son relativamente comunes. Cuanto mas viajes por el mundo aprendes a…

1. Tener un itinerario

A traves de la experiencia aprenderas que tener un itinerario bastante excepcional para cualquier lugar a donde vayas es buena idea. Usted sabe que importante para usted, que gastar y que tiempo debe emplear en cada actividad. Utilizar aplicaciones de viaje y sitios web para encontrar los mejores precios, es de grana ayuda.

2. Dejarse llevar

Si bien es bueno tener un horario fijo, tirar tus planes completamente es mas divertido y dejarse llevar. El universo tiene una manera divertida de lanzar obstaculos aleatorios en nuestro camino, oportunidades que no se puede desaprovechar. Empiezas a darte cuenta que el arte de viajar con exito significa no luchar con fuerzas de la naturaleza.

3. Aprender a navegar

Te vuelves experto en recorrer aeropuertos internacionales, leer mapas, viajar por metros subterraneos, usar GPS y prestar atencion a señales en idiomas extranjero. Aprendes a permanecer en calma cuando todo falla y estas totalmente perdido. Crees que perderse no es mala señal, sino una oportunidad para una nueva aventura.

4. Comunicarse en nuevos idiomas

Recordar saludos y frases sencillas de los lugares que visitas ayuda siempre para por lo menos ofrecer gratitud en la lengua nativa.

5. Apreciar las diferentes culturas

Viajar te enseña a apreciar nuestras diferencias. Te das cuenta que lo aburrido que seria el mundo si todos fuéramos iguales. Te vuelves mas abierto de mente, tolerante y fascinado por las culturas, religiones y formas de vida en cada lugar que visites.

6. Ser agradecido

Viajar es una experiencia reveladora. Si bien hay muchos lugares en el mundo donde las personas están viviendo un nivel de vida similar al tuyo, hay aún más donde el nivel de vida es impactante. Se es testigos de la pobreza asfixiante, la contaminación y los recordatorios de conflictos pasados y tiempos de violencia. Ves gente viviendo en casas improvisadas, en las calles y en chabolas de aluminio sin ventanas; se ven animales sin dueño vagando por las calles en busca de restos de comida o una gota de agua. A través de estas experiencias aprendes a apreciar lo que tienes, y también te das cuenta de que necesitamos unirnos y ayudar a aquellos que son menos afortunados. Viajar a menudo inspira acción y cambio.

7. Creer en la humanidad

Desafortunadamente, los medios de comunicación a menudo pintan una imagen muy negativa del mundo. Estamos expuestos a todos los males y terrores que tienen lugar a través de noticias 24/7, pero rara vez se nos muestra algo positivo. Nos lavan el cerebro para pensar que ciertas personas de ciertas áreas son malas o salen a buscarnos. Parece que cada año, más y más lugares se consideran inseguros para viajar. Sin embargo, como viajero del mundo, aprendes que si bien hay males y terrores en el mundo y lugares a los que no son particularmente seguros para viajar, no tienes que vivir tu vida con miedo.

A través de sus viajes, usted encuentra que hay más gente buena en el mundo que hay malas. Tienen experiencias en las que se renueva su fe en la humanidad. Aprendes que lo que dijo Aldous Huxley sobre viajar, «Viajar es descubrir que todo el mundo está equivocado acerca de otros países», es cierto.

8. Confías en tus instintos

Cuando tus instintos te envían un mensaje, escuchas. Todos tenemos una pelea innata o una respuesta de vuelo, pero si la escuchamos es otra historia. Como viajero del mundo, te vuelves en sintonía con esta reacción psicológica. Aprender a confiar en tus instintos es lo que te mantiene a salvo y te ayuda a tomar decisiones que te hagan feliz.

9. Descubres de lo que estas echo

Viajar te prueba constantemente. Tienes que tomar decisiones difíciles, tomar riesgos, estar en situaciones incómodas y confiar plenamente en ti mismo. A través de los viajes continúas aprendiendo, evolucionando y floreciendo en tu verdadero yo. Usted continuó pasando las pruebas que se lanzan a su camino y con cada una se ha vuelto más sabio y más fuerte.

10. Abrazar quien eres realmente

El tiempo que pasas lejos de la comodidad de tu hogar te ayuda a descubrir quién eres realmente. Cuando nadie sabe quién eres, puedes ser quien quieras ser, y puedes ser tú mismo. Descubres y sigues descubriendo nuevos intereses, nuevos talentos, nuevos sueños y nuevas partes de tu personalidad que han sido encerradas.

11. Vivir una vida mas feliz

El significado de la vida es subjetivo, pero a través de tus viajes descubres que lo más importante es hacer lo que más alegría te trae. Te das cuenta de que tienes una vida que vivir. Quieres experimentar la dicha que sientes de vagar libremente por el mundo en tu vida cotidiana, en tu profesión elegida, en tus relaciones, en tu rutina diaria y en tu capacidad de compartir y difundir la felicidad a los demás. El punto de la vida es vivirla.